ENVÍO A PENÍNSULA, CANARIAS Y BALEARES
W-MBIG-TK-BU

W-MBIG-TK-BU

Kit de entrenamiento de pistola de acceso intraoseo – El primer dispositivo IO automático y fácil de usar del mundo le brinda acceso rápido y seguro de I / O para el suministro de líquidos y medicamentos a un flujo similar al de la infusión IV periférica. Con la ayuda de Bone Injection Gun, la infusión de IO se puede establecer en segundos. El B.I.G. presenta un mecanismo de “posición y presión” fácil y seguro.



issosmedical pdf

SKU: W-MBIG-TK-BU Categoría: Etiqueta:

Referencia: W-RELOADING
Descripción: Kit de entrenamiento de pistola de acceso intraoseo.
Características:

Incluye:
• pistola recargable
• foam para practica
• mecanismo para recarga
• CD con instrucciones
• documentación
• Clips de seguridad

Información adicional

Peso 000 kg
Texto adicional

Después de la dolorosa e inmerecida derrota ante Atlético de Rafaela de la fecha anterior, Racing tenía que dar una muestra de carácter. En La Plata, se jugó una final: el que ganaba se iba a descansar cerca de River (que juega mañana); el que perdía, adiós al torneo. En ese contexto, jugando muy bien, armó un festival de goles: gracias a Milito, Bou (2), Hauche le dio una paliza histórica a Estudiantes. Sueña Racing con el capitán como bandera y con un goleador (Bou lleva 7 goles), que no deja de desatar esas gargantas antes anudadas de los hinchas de La Academia. El fútbol argentino tiene estas cosas. Había arrancado bien Racing, después se pinchó, y poco a poco comienza a resurgir, cuando ya se lo veía casi afuera de la lucha. Estudiantes, en tanto, terminó lejos de la cima porque falló en las áreas: su arquero, Agustín Silva, tuvo una tarde oscura. Y su ataque tenía la pólvora bastante mojada. Desde el vamos ya, sorprendieron los dos esquemas. Estudiantes quedó muy en evidencia con su táctica: jugó sin un centrodelantero: Auzqui y Cerutti son dos atacantes que van por afuera. Y todos los centros terminaron en las manos de Saja, o en la cabeza de los centrales de Racing. Además, el doble cinco combativo con Gil Romero y Prediger le quitó generación.

Adicional3

Después de la dolorosa e inmerecida derrota ante Atlético de Rafaela de la fecha anterior, Racing tenía que dar una muestra de carácter. En La Plata, se jugó una final: el que ganaba se iba a descansar cerca de River (que juega mañana); el que perdía, adiós al torneo. En ese contexto, jugando muy bien, armó un festival de goles: gracias a Milito, Bou (2), Hauche le dio una paliza histórica a Estudiantes. Sueña Racing con el capitán como bandera y con un goleador (Bou lleva 7 goles), que no deja de desatar esas gargantas antes anudadas de los hinchas de La Academia. El fútbol argentino tiene estas cosas. Había arrancado bien Racing, después se pinchó, y poco a poco comienza a resurgir, cuando ya se lo veía casi afuera de la lucha. Estudiantes, en tanto, terminó lejos de la cima porque falló en las áreas: su arquero, Agustín Silva, tuvo una tarde oscura. Y su ataque tenía la pólvora bastante mojada. Desde el vamos ya, sorprendieron los dos esquemas. Estudiantes quedó muy en evidencia con su táctica: jugó sin un centrodelantero: Auzqui y Cerutti son dos atacantes que van por afuera. Y todos los centros terminaron en las manos de Saja, o en la cabeza de los centrales de Racing. Además, el doble cinco combativo con Gil Romero y Prediger le quitó generación.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “W-MBIG-TK-BU”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.